La redacción periodística es una forma de literatura peculiar y específica que aplican los periodistas para redactar los sucesos importantes e interesantes que son noticia, así como los comentarios y opiniones que fluyen de ellos.

Es decir, los periodistas escriben para transmitir hechos reales y opinar sobre ellos. A esa forma particular de escribir se denomina estilo periodístico y consiste en presentar los datos de la manera más agradable y correcta posibles para informar u orientar.

La redacción periodística puede ser informativa o de género informativo cuando se concentra en dar primicias noticiosas, con la mayor objetividad posible.

Esta forma de redacción se caracteriza porque los textos empiezan con un resumen de lo más trascendente del suceso noticioso y luego, en los párrafos siguientes, se incorporan el resto de datos de mayor a menor importancia, siguiendo el esquema de una pirámide invertida.

En cambio, si la redacción periodística busca orientar al público sobre los hechos ocurridos, como ocurre con el editorial o el artículo, estamos hablando del género de opinión.

A estas dos formas de redacción podemos sumar una más, la de entretener. Por ejemplo ante un aniversario podemos recordar la efemérides con una crónica o una infografía.

Decíamos que en la redacción periodística informativa, el clímax noticioso se sitúa al comienzo, de modo que el lector sepa rápidamente lo verdaderamente atrayente del suceso. A este primer párrafo se le denomina Lead o entrada. Normalmente está constituido por uno o dos párrafos y en ellos se redacta tratando de responder a las interrogantes que sobre el suceso, todos nos formulamos: qué ha pasado, quiénes son los protagonistas, cuándo y dónde ocurrió, etc.

Los párrafos siguientes constituyen el Cuerpo y está formado por párrafos que cuentan los pormenores del suceso de mayor a menor importancia, y estos son los antecedentes del hecho, datos acerca de los involucrados, etc.

El estilo periodístico apela a contar la síntesis de la noticia en el lead o entrada periodística y los detalles, de manera decreciente en los párrafos subsiguientes del artículo, porque facilitan grandemente la captación de la noticia. Así, una vez conocido el lead, ante la falta de tiempo, podemos dejar de escuchar o leer el resto de la información, sin que por ello perdamos la noción de lo ocurrido.

Veamos un modelo de nota informativa en la cual podemos distinguir claramente sus secciones:

El redactor actúa como intérprete de la comunidad de lectores u oyentes, asimilando todos los detalles del suceso, para volcarlos en un lenguaje fluido y conciso, utilizando el menor tiempo posible y, por supuesto, el menor número de palabras. Todo ello, por exigencias del propio lector.

Como es posible comprobar fácilmente, los lectores de diarios difícilmente se detienen a leer cada noticia por completo en la forma como están presentadas en la edición. Detienen su vista en aquella información que les llama la atención y proceden a leer el titular. Luego avanzarán con la entrada del artículo. Si les resulta atractivo, proseguirán su lectura, de lo contrario cortarán esta actividad y pasarán a otra noticia o cambiarán de página.

El estilo periodístico plantea la necesidad de comenzar siempre transmitiendo primero el hecho más interesante del suceso noticioso, el mismo que estará recogido en el titular de la publicación.

Este estilo es inverso al utilizado en la narración literaria, donde el desenlace, generalmente está ubicado al final de la obra.

De modo que en el estilo periodístico podemos distinguir claramente un lead o entrada noticiosa, donde está redactado lo más atractivo del suceso y el cuerpo o complemento informativo.

Como hemos podido observar, la información periodística va precedida de un titular noticioso.

El periodista después de redactar toda la información, escribe el titular o cabeza, porque se ubica al inicio del texto periodístico, aun cuando se redacto al finalizar el trabajo.

La misión del titular será atraer la atención del público y dar la noticia de la manera más sencilla y sintética posible.


Gracias por visitarnos hoy.