Sensacionalidad

Preocupa al lector todo lo descomunal; así pues cuando nos enteramos de un incendio, instintivamente preguntamos por la magnitud del mismo y la gravedad de los daños. ¿Hubo muertos? ¿Las pérdidas son cuantiosas? Si nos enteramos que sólo se trató de un amago, de seguro nuestro interés decrecerá automáticamente.

La sensacionalidad no debe confundirse con el sensacionalismo, que resulta un defecto al evaluar los elementos de la noticia.

Cuando la noticia carece de suficiente atractivo o magnitud, se recurre al sensacionalismo para hacerla más atractiva. Por ejemplo, a través de algunos adjetivos calificativos para presentar al protagonista. Así un diario sensacionalista podría titular: "Capturan al más habil delincuente" o "El más pavoroso incendio de la historia..."

El principio de la sensacionalidad está recogido en la intencionalidad de la pregunta ¿Qué?

Prominencia

Al lector le interesan aquellas noticias que ocurren en torno a sus personajes favoritos; a los que admira o detesta. Todo lo que haga, diga o suceda a un destacado político o una actriz de renombre, será noticia para el público. Los mandatarios del gobierno, de la iglesia, los deportistas y los artistas son los personajes prominentes de las notas periodísticas. En esta categoría encajan los relatos de triunfo de sus ídolos, así como las entrevistas y semblanzas de hombres y mujeres que hacen historia. La prominencía del personaje da pie a la pregunta ¿Quién?

Rareza

Las informaciones sobre hechos insólitos, que ocurren muy pocas veces; aquello que resulta extraño, incongruente, todo lo que se aparte de lo se espera, nos fascina. Aquí se respondemos a la interrogante ¿Cómo?

Cercanía

Interesa más al lector un acontecimiento secundario que ocurre en su entorno, que otro de mayor magnitud que sucede en un lugar lejano. Por ejemplo, será más leída en El Callao una información sobre un temblor y maretazo en el puerto, que un terremoto ocurrido en China. De modo que cuanto más próximo se produce el suceso al lugar donde está el lector, más le interesará. Este factor se resume en la pregunta ¿Dónde?

Actualidad

El lector aprecia en primer lugar que las noticias sean “frescas”, si son primicia, mejor. Lo opuesto es el “refrito”, la noticia pasada, que casi no importa. Por ello, los medios de comunicación se esmeran en cubrir y transmitir lo antes posible, el suceso captado por sus reporteros. Ese es, por ejemplo, el sustento del éxito de algunos noticieros radiales y canales de televisión que trasmiten en directo. El factor actualidad está contenido en la pregunta ¿Cuándo?

Motivo

Siempre nos gusta saber el motivo, la causa, el origen de los sucesos. No nos conformamos con la novedad, sino que buscamos explicaciones, pormenores que aclaren nuestra curiosidad. En el periodismo hallamos las respuestas a este factor en el cuerpo de la información, aquellos párrafos que siguen a la entrada, y donde se desgranan uno a uno los componentes del hecho noticioso, sus antecedentes y repercusiones. Se sintetiza en la pregunta ¿Por qué?

Además de los elementos que responden a las clásicas preguntas ¿Qué?, ¿Quién?, ¿Cómo?, ¿Dónde? ¿Cuándo? y ¿Por qué?, existen otros factores motivantes que se originan en los intereses particulares de los lectores.

Estos nuevos elementos cambian según los tipos de consumidores de medios, pero lo sustancial responde a la idiosincrasia del lector peruano promedio.

Revisemos estas motivaciones:

Interés humano

Interesan al público todas aquellas noticias que tienen que ver con el propio ser humano, sobre todo las que presentan desgracias, felicidades súbitas o tragedias sin control. Importa todo lo que mueva las fibras más sensibles del hombre, aquello que lleve hacia la solidaridad. ¿Se salvarán los mineros atrapados en el socavón? ¿Habrá sobrevivientes en los escombros de las torres gemelas de Nueva York?

Interés propio

Los lectores gustan leer las informaciones sobre asuntos relacionados con su persona; sus problemas, su familia, sus distracciones su bienestar. Por ello, encontramos en los diarios informaciones de entretenimiento, turismo, etc., y la leída columna del horóscopo.

Dinero

Aquellas noticias que tratan sobre asuntos económicos que pueden afectar nuestros bolsillos, atraen a ricos y pobres por igual. La promulgación de una ley que aumenta los salarios o rebaja impuestos, sí que nos interesa. En los últimos tiempos y debido a las crisis económicas por la que atraviesan los países, el tema económico ha cobrado verdadera importancia, por lo que los diarios han debido incluir secciones y columnas permanentes de economía. Nunca como hoy se discute de inflación, alza del costo de vida o del presupuesto de la república.

Sexo, amor

La poderosa fuerza de la curiosidad sexual nos atrae, ya sea hacia relatos de carácter científico, de índole romántico o como origen de hechos policiales. El sentimiento del amor desencadena hechos, actos sublimes, conflictos y sinsabores; en su nombre se han escrito las más bellas frases y también se han protagonizado las más terribles tragedias.

Conflictos

La lucha siempre retiene nuestro interés. En muchas noticias el elemento fundamental es la lucha contra obstáculos casi invencibles. Hay varios tipos de luchas: la del hombre contra la naturaleza, la del individuo contra la sociedad organizada, la entablada entre grupos políticos y económicos; guerras, campañas, huelgas y aquellas noticias que afectan al gobierno establecido.

Descubrimientos

Todo lo que sea progreso para la humanidad nos interesa. Tanto si se trata de nuestra salud, del avance tecnológico que nos puede dar más confort, como del conocimiento más amplio del universo que nos rodea. Por este hecho, las noticias científicas, de ecología y de salud siempre tendrán cabida en los medios de comunicación.

Injusticia

Cualquier suceso que perjudique a otras personas interesa, sea un hecho policial o un abuso de las autoridades de gobierna. Los periódicos tabloides tienen en este rubro un filón siempre explotable mediante crónicas policiales y judiciales.

Deportes

El despliegue de actividad física, la recreación y la competencia interesa al lector, sobre todo si los que la efectúan realizan su deporte preferido. La práctica del deporte competitivo ha replanteado la cobertura informativa de los medios y la propia actitud del público ante el espectáculo deportivo. Hoy se mueven muchos intereses económicos en torno al deporte, porque atrae a miles de personas, y este hecho, da muchas ganancias a los auspiciadores y a quienes transmiten las competencias. El periodismo ha tenido especializarse en este tema generando un sinnúmero de publicaciones y una legión de periodistas deportivos, incrementando considerablemente el consumo de medios de comunicación.

Catástrofes

Cualquier suceso en el que haya grandes pérdidas de vidas humanas y cuantiosos daños materiales, concitará el interés del lector, cualquiera sea su origen.


Gracias por visitarnos hoy.