La crítica siempre debe estar firmada.
El medio no responde por los criterios vertidos en ella, pero sí del firmante.

1. Concepto

Gonzalo Martín Vivaldi señala que la crítica es la "reseña" valorativa. Forma parte, entonces, del periodismo interpretativo y valorativo de una obra humana artística, literaria o de un espectáculo mayor integrante de la vida intelectual en una sociedad que, una vez expuestos al público, requiere el oportuno juicio del periodista experto que interpreta y valora la obra, orientando a los lectores sobre los méritos o deméritos de ella. Esta labor, como es lógico, por su contenido de opinión, es una actividad rigurosamente editorialista dentro del periodismo contemporáneo. El crítico, para lograr el reconocimiento de sus lectores debe respetar escrupulosamente requisitos de orden ético y profesional.

2. Características de la Crítica

Son condiciones esenciales que, por lo demás, son comunes a las demás especialidades:

La crítica debe ser fielmente informativa, como primera condición. Debe ser un testimonio veraz y honesto.

Debe responder a un criterio imparcial en sus juicios, a un conocimiento profundo del tema, emitiendo su opinión con total responsabilidad y serenidad, es decir, exento del impresionismo emotiva o del humor del momento.

Se debe procurar resaltar, en primer término, los valores de la obra, es decir, indicar lo positivo; luego, por contraste, los aspectos negativos.

La crítica debe ejercerse con ecuanimidad de tono y absoluto respeto por las personas, empleando un lenguaje ponderado y preciso.

El crítico debe ser un profundo conocedor de su parcela (Música, pintura, ballet, literatura, etc.)

Debemos tener en cuenta siempre, que criticar no es necesariamente censurar. Criticar es enjuiciar lo positivo y negativo de una acción frente a una tabla de valores. La Crítica periodística a la par que juzga informa y orienta al lector proporcionando un comentario analítico, fundamentado, sensato, que permite advertir las diversas facetas de la obra o del suceso.

3. Diferenciaciones de la Crítica con otros géneros

La Crítica a diferencia de un Comentario o una Columna es un texto periodístico cuya aparición es eventual y responde a las necesidades de las circunstancias; por ejemplo, a la presentación de un libro, de un concierto, de una exposición de pintura, actividades que no se realizan diariamente.

El Comentario, en cambio, como información de análisis suele ser casi siempre programado anticipadamente por el diario. Por ejemplo, cada lunes puede publicarse el comentario de un reconocido periodista sobre el acontecer deportivo de fin de semana.

Respecto de la diferencia de la Crítica con la Columna, aunque guarda cierta similitud interpretativa, señalaremos que la Crítica, además de ser eventual, se ubica junto a la Nota Informativa que la genera. La Columna tiene regularidad, no solo en el tiempo sino también en la ubicación dentro de la publicación, es decir, es fija en la fecha y en la foliación.


Veamos el siguiente ejemplo de Crítica Deportiva que señala las argumentaciones del periodismo deportivo especializado, respecto a una decisión tomada por «Pelé» para la FIFA.

LA DESAFORTUNADA LISTA DE "PELE"

Jorge Barraza



Han pasado casi diez días y aún resuenan ecos y broncas por la lista de 125 jugadores elegidos por Pelé para ser homenajeados por la FIFA. ¡Qué pena que un ídolo universal como Pelé se haga cachetear por medio mundo a causa de esa desafortunada lista llamada pomposamente "Los mejores 125 jugadores vivos"! Este tipo de iniciativas, más propias de un juego periodístico, son siempre irritantes. Generan polémica y no construyen. Por el contrario, acaban de deshilachar la imagen del Atleta del Siglo, que se prestó a un juego frívolo.

Pelé se involucra gratis en un embrollo por el que acaba de recibir palos de todo calibre, algunos verdaderamente duros, como el del diario deportivo "Lance", de Brasil, que sostuvo: "Pelé estaba ebrio". O el fabuloso Gerson, hoy comentarista de televisión, quien rompió el listado frente a las cámaras. O Rivelino, que en su ofuscamiento se permitió decir de su ilustre ex compañero: "La lista no la hizo Pelé, la hizo Edson Arantes do Nascimento, un hombre común que no tiene idea de fútbol". En Ecuador lo quieren matar por no haber puesto a Alberto Spencer. En Uruguay se quejan porque hubo un solo charrúa. Todos se preguntan lo mismo: ¿para qué se prestó O Rei a firmar esa nómina...?

Esta planilla de 100 nombres, que ante los olvidos, presiones y críticas fue llevada a 120, finalmente quedó en 125 porque seguir aumentando ya era un bochorno.

Pero no es seria. Falta Gerson y está Nakata. Falta Tostao y está Seedorf (¡Seedorf .. !). Habían puesto 14 franceses y 12 brasileños, el país con más estrellas de toda la historia de este juego. Está Cantoná. ¿Qué ganó Cantoná... cuántos goles convirtió?

Y figuran 13 holandeses. Uno pregunta: ¿Qué es Holanda en el fútbol...? Al único que lo deslumbran los holandeses es al Barcelona, que los compra por docena, aunque sean horrendos. Integra el lote el turco Emre, que es nada futbolísticamente. No aparece Chilavert... Sí aparece el holandés Davids, un pegador, un trajinador de la mediacancha, los hermanos Van del Kerkho£.. ¿Qué hicieron en el fútbol estos muchachos...?

En Argentina se incluyó a Crespo y no a Ramón Díaz, que fue infinitamente más grande. Entraron Zanetti y Verón, dos correctos futbolistas. Además se equivocaron de Verón, el bueno era el padre. No están Fillol ni Perfumo ni Burruchaga ni Valdano ni Redondo...

La justicia deportiva quedó totalmente desamparada. Otro reflejo de que el mérito ya no importa. Lo que vale es ser famoso. Y lo que se haga para ser célebre no importa. Que hablen de mí, mal pero que hablen...

Se privilegió la notoriedad. Queda la sensación de que se eligió por aspecto. Un poco como que a Maradona lo incluyeron porque no había más remedio. Se premió la imagen, no la clase químicamente pura. Como si en Perú mañana eligieran a Pizarro y quedaran al margen 'Perico' León, el'Loro' Cueto, Chumpitaz...

Qué lástima que un símbolo como Edson se deje castigar como un niño, justo él que como futbolista fue un valiente y un contestatario. Le daban y daba. Y eso lo hacía más grande. Debió llamarse la lista de los 125 más famosos, no de los mejores. O darle el rótulo de "125 embajadores del fútbol mundial". Hubiese quedado perfecto. Y que la firmara un gerente de márketing, no Pelé. Así, enojaron al fútbol.


REFERENCIAS

Frazer, Floyd. Periodismo Moderno. Editorial University Washington, USA 1996.
Gutiérrez Palacio, J. Periodismo de Opinión. Editorial Paraninfo. Madrid 2000.
Martín Vivaldi, Gonzalo. Teoría y Práctica de la Composición y del Estilo. Tomson Editores. Madrid 2002.
Martín Vivaldi, Gonzalo. Géneros Periodísticos. Editorial Paraninfo. Madrid 2002
Martinez Albertos, J.L. Curso General de Redacción Periodística. Editorial Paraninfo. Madrid 1998
Orbegozo , Manuel Jesús. Periodismo. Ed. Universidad Mayor de San Marcos. Lima 2000.
Prado Morales, Carlos. Redacción Periodística. Aplicación de nuevas Técnicas. Ed. Comunicaciones y Protocolo. Lima 2002.
Santa María, Luisa. El Comentario Periodístico. Editorial Atlántica. Barcelona, España 1998


Gracias por visitarnos hoy.